Io Sono Figlio

Danza – teatro contemporáneo
Sanpapié (Italia)
público adulto

una mezcla de danza, música y palabras, un viaje a través de las imágenes de nuestro mundo contemporáneo, para mirar algunas de las preguntas existenciales del presente.

El Occidente después de veinte años de la Guerra Fría, una Europa que a pesar de sus esfuerzo sigue sintiendo el peso da la “Cortina de Hierro”, una Italia que no se da paz, hibernada en los “Años de Plomo Infinitos” y que también hoy en día necesita de un poder fuerte que le indique la dirección.

Yo no soy este de aquí. Entonces ¿Quién soy yo?
Estamos buscando las conexiones entre el contenido y las formas, esforzándose por seguir adelante con la belleza, pero tratando de reconocer señas de identidad que se han ido acumulando en los treinta años de vida en nuestro cuerpo: somos bailarines, músicos, cineastas… por supuesto, pero en primer lugar, ciudadanos.
Lejos de la psicología y de la autoreferencia, tratando de hacer reflexión sobre nosotros, sobre nuestra historia. Entender de dónde venimos y a dónde queremos llegar.
Traducir la confusión que habita en nuestros cuerpos, formalizando sus contradicciones y los aspectos específicos. Separamos los elementos como las capas de una cebolla para tener entre las manos un corazón vivo, que no puede ser discutido y que presenta aquello que nos liga a la vida. Un hueco en el centro del cuerpo, que es el origen de la verticalidad y que significa la interrupción de una conexión con el principio de una existencia humana autónoma. Un banal ombligo.
Ponemos el oído sobre aquel hueco y escuchamos lo que brota desde su interior: ¿ se nutren nuestros cuerpos de cosas para hacernos devenir en lo que somos?
Se trata de cuerpos colonizados que dan a la luz formas, gestos, relaciones.
Colonizados y colonizadores, en un continuo intercambio de papeles, un posicionamiento constante desde el punto de origen del movimiento a través del límite y el lenguaje: la necesidad de un centro físico, cada vez diferente, al cual poder recurrir, en el cual poderse reconocer. Un cuerpo sumergido que nos mira en el espejo y nos dice “Yo no soy este de aquí. Entonces YO, quién soy?

Lara Guidetti

Yo no soy este de aquí. O simplemente no quiero serlo…

Io sono filgio es un proyecto político, porque es “políticto” todo lo que pone en discusión el pasado para proponer soluciones alternativas, imaginar un mundo nuevo.  En occidente, después de veinte años de la Guerra Fría, Europa, a pesar de todos los esfuerzos, sigue sufriendo la cicatriz de la Cortina de Hierro; Italia que no se da a la paz, está hibernada en los Alos de Plamos Infinitos, y todavía hoy en día necesita de un poder fuerte que le indique la dirección que seguir.
Pero yo no soy este de aquí. Sentado con patatas fritas y palomitas en el sillón, aparcado delante de la TV privada del Estado, expropiado de cualquier memoria histórica…
YO rechazo todo esto.
En pleno caos del mundo, empezar desde cero, a pesar de las cuestiones permanentes. YO SOY huérfano porque he decidido serlo.
Esto es Io sono Figlio: una manera de descubrir quiénes son nuestros verdaderos padres, para poder matarlos. Para después tomar una coca-cola, por supuesto.     

Marco Di Stefano

Ficha Artística

Con:  Lara Guidetti, Francesco Pacelli e Federico Melca
Coreografía: Lara Guidetti
Dramaturgía y textos: Marco Di Stefano
Música: Marcello Gori
Vestuario y Escenografía Giulia Bonaldi
Dirección: Lara Guidetti y Marco Di Stefano

Idioma: italiano con sobretítulos en castellano

La Compañía

Sanpapié es una compañía de danza – teatro con sede en Milán (Italia). Nace en 2006 del encuentro entre alumnos de la Scuola d’Arte Dramática Paolo Grassi.
La poética de la compañía se concentra, desde el primer momento, en la búsqueda de las formas y los lenguajes de la coreografía, la dramaturgia y la música, intentando mantener siempre reconocible el lenguaje teatral y las posibilidades expresivas de la coreografía.

En lo extremamente pequeño del detalle de una imagen, en lo extremamente grande del mito universalmente reconocible. Sanpapié cuenta sus historias. Grandes a veces. A veces pequeñas. Es un narrar a través de imagenes, sugerencias, espacios que se entregan a la potencia evocadora del cuerpo y de la música.
En el interior de los espacios, que están en equilibrio entre lo concreto y lo surreal, Concierne a quien mira poner en orden los trocitos de la historia, basándose en su propia sensibilidad, en su propia fantasía, en su propia vivencia. Como un puzzle, un juego de niños.”